Hemos recibido el siguiente escrito para que lo publiquemos en nuestro Blog, aunque con un día de retraso, es nuestra obligación hacerlo, pues su autora ha querido que sirvamos de intermediarios con todos vosotros.

escanear0002

EL CANTAR DE LOS BESOS

(En memoria de los que un día perdieron “la memoria”)

         A menudo todos nos damos una vuelta por nuestro pasado, revolviendo los recuerdos que hemos ido atesorando a lo largo del tiempo.

         Acariciando mis recuerdos, hoy me he encontrado con una niña que creció detrás de la barra de un bar, oyendo el ruido de los futbolines con los que los chavales  pasaban su tiempo libre a cambio de una peseta. Detrás de la barra, fui comprobando cómo pasábamos  del blanco y negro al color en aquel televisor que, probablemente, fue uno de los  primeros que hubo en el pueblo.

         Jamás llevé los zapatos a arreglar al zapatero porque la persona junto a la que fui descubriendo la vida  fue aprendiz de zapatero y me los arreglaba gratis,  colocándolos en esa horma que aún se conserva en el trastero; y aunque no me gustan las aceitunas, cierro los ojos y  soy capaz de sentir el soniquete de aquellas aceitunas partías por San Miguel, el olor de las habas guisadas del huerto por Semana Santa y  “el cantar de sus besos “

         A veces, los amaneceres me trasladan a un “SIMCA 1200”, camino de Estepa, donde cogía el autobús para ir a Sevilla a estudiar; mientras el autobús se alejaba, él seguía despidiéndome a lo lejos y aún seguían susurrando en mis oídos  el “cantar de sus besos”.

          Era mi padre, “JUANITO-ISABEL”, al que muchos habréis recordado al escribir su nombre, el que me enseñó el amor a la vida, el sentido de la lucha y me regaló la riqueza incalculable de  haber sido su hija.

          ….POR MI PADRE, POR ÁNGELES, POR PEPA, POR “CONSOLITO”… por todos aquellos que nos regalaron un pasado lleno de  recuerdos, hoy he querido compartir un trocito de los más preciados   con los lectores de esta página, en un día en el que se celebra “EL DÍA MUNDIAL DEL ALZHEÍMER”… porque, aunque en algún momento llegáramos a perder nuestra memoria, estoy convencida que siempre habitarán en nosotros  EL CANTAR DE LOS BESOS.

                                                  Manoli Cano. 20/09/2013

Anuncios