collage-2016-09-14

Los fuegos artificiales eran otra de las costumbres en estas Fiestas, como ya venimos viendo en actas anteriores y en la siguiente.

16 de Septiembre de 1899: Con motivo de aproximarse las fiestas de este pueblo, se proceda al blanqueo de la casa capitular…También acordó el Ayuntamiento, por unanimidad, en los días de las fiestas de nuestro Patrón San Miguel, se proceda a la iluminación de la Plaza  contigua  a  la  Iglesia,  y  a  la  de  la  calle  de  San  Miguel  de  esta población,  empleando  al  efecto  según  la  costumbre  establecida,  cien farolillos de cristal. Para llevar a cabo lo anteriormente resuelto, nombra el Ayuntamiento a Miguel Pérez Expósito, de esta Localidad, quien disfrutará el  jornal  de  dos  pesetas  diarias  por  el  tiempo  que  invierta  en  dichos trabajos,  hasta  después  que  concluidas  las  fiestas,  recoja  los  citados farolillos y queden las calles en su estado normal, facultando al propio tiempo al referido Miguel Pérez, para que adquiera el aceite de oliva y algodón para torcidas que necesiten las candilejas, por el precio corriente en la localidad, y además para que se valga de los peones necesarios, asignando a cada uno de estos el jornal de una peseta, en cada cual de los días que se inviertan en las operaciones referidas. El Ayuntamiento autoriza al Alcalde para contratar la música que dirige el vecino de este Pueblo Don Antonio Bancalero Gallego, a fin de que la banda asista a la procesión del Patrón, y toque además en las tardes y noches de los tres días que duran las fiestas del mismo, estipulando el precio que estime conveniente, siempre que éste no exceda de 175 pesetas. Es costumbre que la noche del día 29 se quemen fuegos artificiales, y el Ayuntamiento, considerando que dicha costumbre es muy agradable al vecindario,  acordó  que  el  Alcalde  los  pida  a  cualquier  pirotécnico  de Sevilla o Málaga y que la cantidad que deba pagarse por este concepto no exceda de 150 pesetas, incluido el transporte.

collage-2016-09-13-8

Anuncios