LA ESTRUCTURA CIRCULAR (EL POZO)

Esta intervención arqueológica se realizó entre diciembre de 1988 y enero 1989
Originariamente se encontraba en el interior de un huerto, el cual se estaba rebajando para la cMarigor005onstrucción de la nueva carretera de acceso al municipio. Apareciendo a 1,50 m del nivel del suelo un anillo de sillares de piedra arenisca de 3,30 m de diámetro. Estos están colocados de pie, trabado a hueso unos con otros, sin ningún tipo de argamasa. Tiene esta estructura 12 hileras de sillares, con una medida de 20 por hilera. La técnica de construcción es realmente depurada y prácticamente no existen fallos. La última hilera se asienta a 6,60 m. de profundidad desde el borde de la primera.Pozo
Durante la excavación se fue analizando el relleno de esta estructura circular, que se encontraba totalmente colmatada, dando paso a un estudio de la secuencia estratigráfica de diez niveles, o capas; fueron apareciendo numerosos y diferentes restos: fragmentos de tégulas, dos monedas altoimperiales de bronce, restos óseos de animales, una treintena de lucernas de tipo paleocristiano, ánforas de base plana, ollita de borde vuelto o una pequeña ara votiva de piedra caliza.
Al final de esta intervención el significado y funcionalidad de la estrupozo6ctura circular fue el problema más serio, pues no se halló ningún paralelismo directo con la bibliografía consultada. Se barajaron varias hipótesis, desde tratarse de un pozo de captación de aguas de lluvia, una cisterna o parte de una noria; estas se descartaron, pues la mayoría de los pozos suelen ser de pequeño tamaño o el hecho de no haber tenido nunca revestimiento hidráulico , es decir, no presentaba ninguna capa impermeable de “opus signinum” para evitar las filtraciones. Se descarta igualmente que fuera una “favissa” (fosas en las que se reúnen las ofrendas que ya no tienen valor ritual en un área sagrada), relacionada con algún templo. La hipótesis de construcción de carácter funerario también se barajó, al encontrarse una serie de elementos que pudieran haber servido como ajuares funerarios, y el hecho de encontrarse muy cerca la necrópolis. La hipótesis de que fuera un pozo votivo también se investigó, aunque los arqueólogos sostuvieron que no parece que el origen de la estructura circular fuese éste, aunque sí habría podido ser durante el siglo IV-V, coincidiendo con la aparición de la treintena de las lucernas paleocristianas.lucernas3pozo5

El informe de esta intervención arqueológica concluye: “creemos que no estamos en condiciones de afirmar categóricamente cuál fue su funcionalidad” y “que estuvo funcionando en el s. I d.C. que sufrió una fuerte expoliación en el siglo IV-V d.C., época en la que fue usado para arrojar (¿votivamente?) las lucernas”.
Datos extraídos de la Memoria de las Excavaciones Arqueológicas de Urgencia practicadas durante 1988 en la Localidad Sevillana de Lora de Estepa de Luis Javier Guerrero Misa y José María Juárez Martín.

Enlace para acceder a la Memoria de la Excavaciones Arqueológicas de Urgencia practicadas durante 1988 en la localidad sevillana de Lora de Estepa de Luis Javier Guerrero Misa y José María Juárez Martín

Enlace para acceder al Tomo III. Actividades de Urgencia. Anuario Arqueológico de Andalucía/1998.

Enlace al vídeo de la Guía Interctiva: Ruta por el Patrimonio Arqueológico de Lora: La estructura Circular

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s