EL DÍA DE TODOS LOS SANTOS

Como en la mayoría de los lugares del mundo celebramos en nuestro pueblo el mal llamado Día de los Santos  (1 de noviembre), pues realmente lo que se celebra es el Día de los Difuntos (2 de noviembre). Es una confusión generalizada entre ambos días.

Es tradición en esta fecha el honrar a todas las personas queridas que ya han fallecido,  de una manera más pública y social, mediante la visita a sus tumbas y llevándoles flores. El cementerio se convierte estos días en una plaza popular por donde pasa una gran mayoría de loreños.

Semanas antes ya comienza el ir y venir de las mujeres (pues casi siempre ha sido la mujer la que se ha encargado de esta tarea) al cementerio, con sus cubos, “trapos”, pinturas, etc., para tener acicalado el enterramiento y en los primeros días de noviembre llevar las flores, ramos, centros y en menos medida coronas y así cumplir con esta tradición religiosa-popular.

La pincelada histórica de este día la marcaremos haciendo referencia a la ubicación del cementerio en Lora. Según Pascual Madoz en su  Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus Posesiones de Ultramar hace mención a que la iglesia de San Miguel sirve de cementerio; cronológicamente hablamos de la primera mitad de 1800. Suponemos que sería en el propio templo y sus aledaños donde se efectuaban los enterramientos, para verificar esta hipótesis tenemos algunas de las lápidas que han aparecido durante las numerosas reformas de la iglesia, concretamente una con fecha de 1659 y otra de 1766.

Seguimos indagando en la Historia  sobre el campo santo y será ya con la referencias que se hace en las distintas actas del Consistorio loreño, las cuales tomaremos una vez más de referencia el libro de Manuel E. Marín Rivas, Olaura II: Historia de Lora de Estepa.
Según el acta del 18 de marzo de 1846 (pág. 40) se reseña la intención de construir un cementerio, al no haberlo; se considera el lugar más apropiado para su ubicación unos terrenos propiedad de Don José Fernández de Córdoba, el cual aunque era vecino de Écija, tenía solares en nuestro municipio, concretamente en la rinconada de Estepa o en la punta de dichos solares contra olivar de Don Manuel Palomino.
La construcción del cementerio se llevaría a cabo entre 1846 y 1858, afirmamos estas fechas pues existe una lápida fechada en este último año, la cual ha estado en su enterramiento original hasta hace unos años.
Ya no será hasta el 16 de marzo de 1874 (pág. 91) cuando nuevamente se haga mención en las actas que analizamos, en la que se hace constar el deplorable estado de las bóvedas, instando a las familias de los enterrados que la reformen, y si no llevan a cabo el cuidado pasarían los restos al osario común.
En algunas actas más se menciona de pasada el lugar del  cementerio, o bien notificando su estado ruinosos, o bien haciendo constar el pago por parte del Ayuntamiento de su arreglo o blanqueo (págs.. 107 y 153).
En 1934, el 29 de diciembre (pág. 220) se acuerda la adquisición de hierro para la realización de una cancela para el cementerio, la cual se realizaría en los meses siguientes, pues en junio del siguiente años ya se le abonará a Juan Reyes Reyes la cantidad de 125 pesetas por los jornales invertidos en la construcción de dicha cancela (pág. 221).
No será hasta 1960, concretamente en el acta del 20 de septiembre (pág. 319) cuando nuevamente se le haga referencia, cuando exponen que Don José García Domínguez dona parte de terreno de su propiedad colindante con el cementerio, concretamente 5, 80 metros de ancho por 24 de longitud, con el fin de que quede debidamente cuadrado. Igualmente se reseña la suma de 35.000 pesetas que ha concedido el Gobierno Civil para la construcción de una sala de autopsias.


Por lo que podemos apreciar, la tónica del estado del cementerio ha sido casi siempre de semi-abandono; hasta que en tiempos más recientes son las familias y el propio ayuntamiento los que han contribuido a que ese estado de abandono no sea ya lo característico, si no al contrario, el actual cementerio podemos afirmar que es un lugar adecentado, en muy buen estado de conservación y en continua ampliación.

Como acostumbramos en nuestro blog, el anecdotario  en relación a este lugar sería extenso, ahora solamente mostraremos la que ha sido hasta no hace mucho la famosa lápida, anteriormente citada, que a todos los loreños nos asombraba y nos daba un poco de miedo por su lectura. Recogida de la basura por una de nuestras compañeras del Colectivo, se ha recuperado en su totalidad y en la actualidad está en su poder. Trascribimos el epitafio que todos en alguna de nuestras visitas a este lugar habremos leído: “Avaros que guardáis vuestro dinero, opulentos que al pobre despreciáis, soberbios que  de Dios os olvidáis, meditad y temblad que aquí os espero”.

Continuaremos  con algunos de esos epitafios que actualmente podemos leer en un recorrido por el cementerio,  que dan constancia de los sentimientos de los familiares del fallecido y que han querido dejar reflejado para siempre en esas dedicatorias. Desde aquí, las reseñamos con el permiso y respeto a las familias de los difuntos.

  •  No hay palabra, ni pincel que llegue a manifestar el amor que sentimos por ti. Tu familia.
  •   A ti madre que te marchaste sin darnos cuenta, sin oportunidad de decirte ¡Te quiero! o aun ¡Hasta luego! Pero se hace tan difícil olvidar tu sonrisa, tu bondad, tantas cosas…solo decirte, madre, algo más que seguro tu sabes, y es que siempre vivirás en nuestros corazones.
  •  Tendrás que librar tus propias batallas, pero siempre estaré aquí para curar tus heridas.
  • Infancia para siempre perdida entre sus brazos, tus ojos, sonrisa, labios presa son ya de la muerte.
    Murió de amor tu cansado corazón, fuente de alegría. Tus hijos, rotos en llanto vagan solos por la vida.
    Hojas que el viento esparce perlas de lluvia, dulce son cantad eterna esta canción: ¡Madre, madre, madre, madre!
  •  Un hombre se moría recontando su dinero, y mientras lo contaba decía: “maldito para qué te quiero si no me salvas la vida”.
  •  La memoria está en los besos.

Las flores que honran a los que ya no están…

Celebración de la Misa de Difuntos en el cementerio

Anuncios

2 pensamientos sobre “EL DÍA DE TODOS LOS SANTOS”

  1. analvi dijo:

    cada dia me gusta mas la labor de ese Colectivo. Enhorabuena una vez mas. Y a seguir tocando todos los temas que nos importan, como este ultimo del recuerdo a nuestros antepasados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s